16 julio 2008

La lluvia

Pocas cosas me parecen tan románticas, y me gustan tanto como correr bajo la lluvia. Es una sensación genial, y la verdad es que hay algo, una hermandad, una comunión especial entre los "cuatro locos" (a los ojos de los demás) que recibimos la lluvia con alegría, y que aunque "no toque" salimos a correr en cuanto se pone a llover.















Atiende, como brillo.                             Martín no brilla, pero lleva camisetillas de gayer
Por eso aprovechamos ahora, que está diluviando, y nos vamos ya. A la vuelta les contaré mis sensaciones, pero les auguro que serán buenas.

Si corres cuando hace sol, dicen que estás loco.
Si corres cuando llueve, dicen que estás loco.
Pero son ellos los que están encerrados...

Pues como les decía. Genial. Hemos hecho un buen tiempo, pero claro, la lluvia refrigera. Y había bastantes más personas de las que en principio creía que íbamos a encontrar. Se ve que cada vez somos más los locos.

4 comentarios:

marta dijo...

a mi me parece que el tiempo me acompaña el ánimo. el tiempo meteorológico, digo. Hoy de nuevo día triste y plomizo...para algunos...

martin dijo...

Pero tío estás pirao!!! mira que correr lloviendo, y si te cae un rayo?

jaitrum dijo...

Que alegría estos días, la verdad.. Ya tendremos después 2 meses de calor africano..
Eso sí, mejor que irse a correr con lluvia, es bañarse en el mar mientras llueve.. La única putada es la toalla cuando sales!

sabrina dijo...

pero donde estan las balas de plata???