16 diciembre 2008

Picaeta

Una tarde que se prometía muy feliz (y corta), con la tradicional picaeta en la que mis compañeros me homenajean por mi extraordinaria valía, y que se ha complicado grandemente (de hecho, seguimos en el hospital)



3 comentarios:

Sabrina dijo...

Como os lo montáis!!!

marta dijo...

buff, si es que estamos ya en fechas! que pereza me dan las cenas de navidad...

Falken dijo...

Menos mal que no tengo cena de navidad en mi empresa. Un almuersote y ya está.

Eso si, me llevo un jamón a casa xD