31 julio 2007

Dejar huella

Algunos sabrán (y si no lo saben se lo digo yo), que mi hermana pequeña (que se llama Sabrina por mi culpa, preguntenme un día que me vean por ahí, y les contaré la historia) trabajaba como bióloga/conservadora/atención a los medios en el parque temático de la naturaleza de Madrid, aka FAUNIA.













Sabri con una Grulla Coronada (Club Megatrix, Antena 3)

(ha salido en muchas ocasiones en el club Megatrix, pero con el desastre de página que se gasta Antena3, no consigo encontrar nada más).

Concrétamente trabajaba en el área de la Jungla (para mí la más divertida de Faunia), y siempre me dio un poco de envidia, porque aunque éra un curro muy duro, también era muy agradecido. Las veces que fuimos con ella a visitar el parque, daba gusto ver como los animales la reconocían, y rápidamente bajaban a saludarla, a comer de su mano, y se le ponían por encima, mientras a todos los demás se nos caía la baba. Aparte de que siempre me dio la impresión de que trabajar allí era como estar en el instituto, constantemente bromeando con los compañeros y de "buen rollo".

Pero la vida en Madrid es cara. Y éste país da asco. Y siendo Licenciada, y con un Máster, su sueldo como RESPONSABLE de un área del parque, ascendía a una cantidad ridícula (prototipo de mileurista, vaya), que hizo impensable que puedise continuar allí, y tuviese que volverse a Cuenca, para cuidar de otro tipo de animales (racionales ésta vez) como responsable del departamento de prevención de riesgos en una empresa cuyo nombre, obviamente, no voy a desvelar.

Pero la vida tiene algunas compensaciones.



Faunia está viviendo un baby-boom, han nacido muchas crías de muchos animales, entre ellos, uno de los más protegidos del mundo, el tití de Goeldi, clasificado como CITES1, y a esta cría, le han puesto Sabrina, en honor a mi hermana.

Me estoy emocionando yo al escribir estas líneas (es que en mi familia somos muy llorones), así que supongo lo emocionada que estará ella.

Enhorabuena, hermanita, has pasado a la posteridad.

3 comentarios:

Sabrina dijo...

Gracias hermanito!!... pues una lagrimilla a tu salud me he echao jeje.
Habrá que ir preparando una visitilla a faunia a conocer a la pequeña, no?.
Un besazo

Colines dijo...

Yo estuve a punto de ir a Faunia a ver todos esos animales tan curiosos, pero no pudo ser ninguna de las doscientas veces que lo pensamos. Eso me pasa por "parao"

Jose Luis (tu padre) dijo...

Eres un monstruo, gracias hijo, por estas lagrimillas que me has hecho derramar, a la salud de Sabri.