01 septiembre 2010

El robo de la bici

 

Sinceramente creía que estaba a salvo.

¿Quién iba a quererse llevar una bici cutrísima como la mía, que tiene el sillín roto, las cubiertas lisas de tanto uso, y a simple vista se ve que viejuna es un adjetivo que le queda corto? Además la bici está atada siempre con dos pitones, uno normal, y el otro, que es el que podéis ver en la foto de arriba, "extra de queso". 
Y encima aparcada frente a la comisaría de abastos !!!

Pues no, no lo estaba.
Esta mañana cuando he llegado, el pitón estaba "empezado"... pero deduzco que han intentado robarme la bici con un cuchillo de plástico, porque aunque el protector del pitón está cortado, los hilos metálicos no están ni siquiera mordidos... hay que ser patán... No puedo evitar pensar que el que me ha intentado robar la bici ha sido "Boobles", de The Wire.

He de reconocer que si me la hubiesen robado, me habría dado más pena por el pitón (que es "guien güeno") que por la bici... y que me habrían dado una excusa para apuntarme a la flamante VALENBISI

5 comentarios:

anisakis dijo...

Tio, que te ha pasado?? Te la han intentado robar o es que te ha rozado con algo

Diego dijo...

Has comentado antes de que hiciese la edición del artículo... ejjejeje

Ceci dijo...

Es el reto, tanta cadena a una bici vieja, provoca, hombre! jeje

Diego dijo...

Jejeje...
Ceci, si al final voy a acabar dejando la bici sin candar para que se la lleven...

Sabrina dijo...

si casi te habían hecho un favor!!... jajaja... menos mal que la otra está a salvo en casita...